Alice en el país de las maravillas (18.10.2017)

El lugar arriba del río Vltava, entre Hradčany a Vyšehrad, es mi pequeño paraíso.  Aquí me siento en casa. Aquí soy completamente pura, purísima, sin ego, pero con un enorme corazón abierto lleno de amor. Como antes, en Equilibriummm en México – cierro los ojos y el Cielo baja a través de mí a la Tierra. Las palabras vienen solas y son tan precisas y exactas que mi mente jamás podría construirlas. No sé si las siete damas presentes en la clase de hoy captan su energía y su mensaje. Pero sé bien que ambos llegan a sus corazones, tocando la más alta y profunda Verdad de cada una.  Y las mujeres sienten por lo menos por un instante que algo es diferente. Que estar en el reino divino es encontrar el camino y vivir desde la propia innata y divina esencia Yo Soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *