La historia de Alice E.

…nací para ser la que esencialmente soy. para amarme, amar a todas las personas y para hablar de ello. esperando que mi Verdad les ayude a otros a vivir sus Verdades … con amor, Alice E.

En un momento no tan pasado vivió una mujer Alice y tal Equilibriummm – una edificación del tipo „lingam yoni“, construida sobre una pirámide ancestral en uno de los pueblos mágicos de México.

La tarea espiritual de esta obra, la cual se inició el día 12 de diciembre de 2012, fue activar la energía de la interconexión entre lo masculino y lo femenino, y así ayudarles a los que estaban listos para tal transformación abrir el camino interno de la no dualidad/ de la unión, el camino de la iluminación. Fue mi honor poder estar ahí a diario, pasar por una muy profunda y larga transformación después de que sucedió, y gozar del infinito amor universal que recibí en aquel momento y de ahí para adelante.

Alice E. es un amalgama de Alice ser humana y del equilibrio entre las energías masculinas y femeninas, establecidas dentro del cuerpo físico y los cuerpos no físicos de Alice.

El Hombre Mariposa representa para mí un símbolo de la interconexión de las polaridades. Esa interconexión se da para llegar a un estado más elevado de la consciencia de uno en la cual la carga no es ni positiva, ni negativa, si no neutral.

Escribimos

La primera toma de la trilogía “Dejamos una huella” es sobre el amor incondicional como sentimiento del corazón, la energía todopoderosa como la capta y vive el alma y como no le entiende la mente. Es mi propia historia vivida en alma, cuerpo y mente dentro del marco de mi relación de pareja.

 

 

La segunda toma trata sobre la profunda transformación interna, sobre el camino hacia la consciencia más elevada, sobre el camino de la interna unión. Otra vez es mi propia historia, una profunda revelación de mi alma, mi mente y de mi corazón dentro de los acontecimientos cotidianos de mi vida.